La Sierra de Andújar        

Parque Natural de                  

 Inicio :: La Sierra :: Paisaje :

En pleno corazón de Sierra Morena, en la zona más noroccidental de la provincia de Jaén, se encuentra situado el Parque Natural Sierra de Andújar. Zona de altísimo valor ecológico, y privilegiado hogar de innumerable flora y fauna, este Parque Natural se presenta como uno de los mejor conservados de la Península Ibérica.

 

Sierra Quintana, al norte del Parque

 

Tiene la curiosa forma de un triángulo equilátero, casi perfecto, limitando al oeste con el Parque Natural de la Sierras de Cardeña y Montoro y al norte con la provincia de Ciudad Real.

El Parque Natural Sierra de Andújar constituye la zona de bosque y matorral mediterráneo mejor conservados de la provincia de Jaén. Los ríos que recorren el espacio natural son en su mayoría intermitentes debido a la estación seca característica del clima mediterráneo. Podemos decir que este espacio protegido se desarrolla casi en su totalidad en el interfluvio que definen los ríos Jándula y Yeguas.

Garganta de Valquemao

Este Parque presenta un paisaje típicamente serrano, propio de Sierra Morena, en el que la característica visual más destacable son sus perfiles alomados y de suaves pendientes. Esta cualidad general y homogeneidad del entorno se rompe en la zona norte donde podemos encontrarnos con relieves más quebrados y duros.

Existe una amplia red fluvial que marca también su paisaje. La mayoría de estos cauces son estacionales,  si bien hay varios que tienen un carácter permanente, como es el caso del río Jándula. La presencia de aguas embalsadas sobre este río, con dos importantes embalses, El Encinarejo y El Jándula, completa el paisaje.

 (Pinchando sobre el nombre de los embalses se descargará información adicional de los mismos)

Embalse del Encinarejo

El Pantano del Encinarejo está formado por aguas embalsadas del Río Jándula (afluente

del Guadalquivir) en el término municipal de Andújar (Jaén). Es un embalse antiguo y de escasa capacidad (15 Hm cúbicos), su aprovechamiento es hidroeléctrico. 

Debido a su escasa capacidad y a su producción hidroeléctrica de flujo continuo es un pantano que mantiene bastante constante su nivel, se comporta como un lago y esto hace que la reproducción del blacbás sea excelente, por lo que es un lugar muy frecuentado para los amantes de la pesca. Las orillas son abruptas y llenas de piedras de granito. Solo en la orilla izquierda y desde la presa hasta la mitad del pantano hay zonas de playas que se pueden vadear hasta unos 10 o 15m de la orilla. El suelo y los fondos son de arenas resultantes de la erosión del granito gris y rosa.

Es muy fácil divisar una gran variedad de fauna que baja hasta sus orillas en busca de agua y amplias zonas de sombra donde descansar. Ciervos, Gamos, Jabalíes, etc. Siendo también zona de paso y cría para el Lince Ibérico.

En la margen derecha del pantano encontramos la zona recreativa llamada igualmente del Encinarejo o de Doña Rosa donde gente de todos los pueblos y ciudades de los alrededores viene para pasar un estupendo día de campo.

Presa de la Lancha - Embalse del Jádula

El Pantano del Jándula nos presenta uno de los paisajes más bellos del Parque Natural Sierra de Andújar, una presa cuya construcción finalizó en el año 1931, y que hoy en día supone una importante reserva de agua con una capacidad de 322 hm3.

Junto a la presa, debido a las necesidades de alojamiento durante la construcción de la misma, se edificó el poblado de La Lancha. Del que hoy sólo quedan ruinas, algunas casas y la iglesia.

En el poblado llegaron a vivir 3.000 personas,entre trabajadores de la presa y familiares de estos. Contaba con un pequeño hospital, puesto de la Guardia Civil y una gran cuadra para albergar a las muchas bestias de arrastre.

Junto al poblado, en la parte alta, encontramos un mirador con bonitas vistas al embalse, desde aquí podemos bajar hasta la presa dando un paseo -relativamente largo-. Se trata de una presa espectacular, especialmente cuando el aliviadero hace su función y descarga el agua a través de una impresionante cascada.  

En  cuanto al paisaje vegetal, está conformado por las amplias dehesas de  encinas que se acompañan de otras especies como los alcornoques y  quejigos.    

Amancer en la Sierra de Andújar

"Cuando hagamos nuestra visita a este enclave no podemos olvidar que en estas sierras hay un rey indiscutible al que debemos de cuidar y conservar: El Lince. Nuestra presencia debe pasar totalmente inadvertida y en ningún caso podemos caminar por zonas no autorizadas". 

 

Desde el mirador del Peregrino -  vista del Santuario

 
Dehesa - Junquillo
 

 
Barracones - Poblado de la Lancha
  
Encinar y Retamar

Zona de Buitreras

Amanecer en el Valle del Jandula

Dehesa Tamujar

Atardecer en la Sierra de Andújar


Valquemao

Rosalejo